Vuelvo en 5 minutos

Hemos tenido un largo parón pero la web volverá de nuevo a funcionar a finales de noviembre de 2020. Disculpad las molestias.

De cómo empecé a jugar a rol

Fecha: 7 agosto, 2019
Etiquestas: , ,

Recuerdo que tendría unos 13 o 14 años cuando una tarde, en la librería de mi pueblo, me topé con un libro que se llamaba Runequest, el cual llevaba unos personajes fantásticos en la portada y las palabras “Juego de Rol de Fantasía”.

Por aquellos años había empezado a jugar a Magic the Gathering y tenía juegos como Heroquest o el Atmosfear, pero nada parecido.

Los siguientes días leí los dos libros que había conseguido que me compraran, y lo hice con bastante interés.

Descubrí una mezcla de historias de fantasía donde te contaban acerca del lejano reino de Glorantha, en el que habitaban humanos, elfos, enanos y otras muchas criaturas, cada uno con sus leyendas y dioses.

25 años después, me parece entrañable como pude fascinarme tanto con aquel universo, el cual, faltándome unos años aún para conocer el   Legendarium de Tolkien o Forgotten Realms, era lo más increíble que   había leído hasta entonces.

Cuando estuve preparado, llamé a un par de amigos y esa tarde comenzamos a jugar la aventura que incluía el manual básico que se titulaba “La hechicera negra”.

Les comencé a explicar los motivos por los que sus personajes habían llegado al pequeño pueblo de Jotenheim donde, mientras descansaban en una posada, vieron como un grupo de bandidos trataban de secuestrar a una niña pequeña.

Tras meterles en aquella extraña pelea, la cual tuvieron que combatir tirando dados, los malhechores mataron al custodio de la niña y se la llevaron.

En su ultimo aliento, aquel hombre nos explicó que esa niña poseía un gran poder y que la había secuestrado una hechicera que pretendía convertirla en su esclava para aprovecharse de su poder.

Tengo que decir que por aquel entonces mis dotes narrativas no eran demasiado espectaculares, pero por suerte, con 14 años mis amigos no necesitaban grandes motivos para perseguir unos bandidos hacia el escondite de una bruja para enfrentarse a muerte con ella.

Seguramente, hasta rescatar a la niña era algo secundario para ellos.

¡Guau! Realmente nos lo pasamos bien aquella tarde, simplemente hablando de lo que hacían nuestros personajes en aquella historia, metiéndolos en líos y finalmente, haciendo un acto heroico que fue reconocido por aquel pueblo de… 500 habitantes.

Durante los siguientes años conseguí algunos libros más de Runequest y las aventuras empezaron a incluir complejas aventuras en la búsqueda de objetos mágicos, leyendas sobre seres mitológicos e historias que sacaba de novelas o cómics.

Recuerdo haber tenido que salir corriendo de algún pueblo después de robar al vendedor de armas, o morir estúpidamente al disparar una flecha hacia arriba, para intentar matar unos cuervos.

Incluso una vez reté a un dragón, diciéndole que no se atrevería a quemar el pueblo donde estábamos, y vaya si se atrevió… Pero si algo guardo en mis recuerdos fueros las tardes que pasé con 14/15 años, jugando a vivir ¿heroicas? aventuras.

Más artículos de rol

Bueno, ha sido divertido recordar aquella época y me gustaría escribir más sobre rol en este blog, aunque no se que acogida tendrá este tema entre vosotros.

Creo que de vez en cuando iré hablando de juegos en concreto. Los primeros que me vienen a la mente son Vampiro, del que pronto sacarán un videojuego en Switch, Cthulhu y los mitos de Lovecraft, al que me gustaría dedicarle unos párrafos y el increíble mundo de la Leyenda de los cinco anillos, basado en un libro muy famoso del que hace tiempo escribí un artículo.

Incluso es posible que me decida a montar una partida de rol, si encuentro a gente con la que jugar ¿Tal vez por Telegram? Bueno, ya se verá...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.